miércoles, 30 de enero de 2008

Conseguido

Mis más sinceras felicitaciones al Periódico de Cataluña. Sí señor. Después de la exclusiva compartida de Capa han logrado el más difícil todavía: dar con uno de los protagonistas de sus imágenes rescatadas. Se llama Xavier Camps y lo tenéis en el siguiente enlace. Están contando la historia mejor que nadie, de principio a fin, como si fuera un buen folletín. Un filón que están sabiendo explotar con maestría. No hay más que repasar el resto de la prensa nacional para ver que van con más de una cabeza de adelanto. Un gran trabajo.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=478809&idseccio_PK=1026

3 comentarios:

Javi dijo...

Aunque sea de la competencia te reconozco que es un gran tema. eso sí, quien ha logrado dar con este hombre es la tele autonómica catalana, otra cosa es que los del Periódico, que seguían el tema, se hayan sumado. No es envidia, que también claro, pero es de Justicia que la tele se lleve su mérito. Y que sepas que nosostros seguimos siendo mejores

Gordi dijo...

Me da igual que no pegue ni con cola pero en la única entrada de periodismo del día tenía que liberarme. Estoy feliz. Se cierra el chiringo del Tomate. Gloria al cielo. Al fin. Un virus menos en nuestra TV. Lo malo es que me hace temblar pensar lo que está por venir. Si lo quitan por poca audiencia, ¿qué vuelta de tuerca nos dará ahora T5 para ganar adeptos? es que no se me ocurre nada peor. Me da pena porque seguro que hay colegas aparentes que se van a la cola del paro. Pero qué leche, ya era hora. Qué ganas de que el viernes aparezca la palabra FIN en la pantalla. A ... a Parla

Toñi dijo...

Gordi, tiene usted toda la razón. Creo que aunque echemos perios al paro es mejor que no haya este tipo de programas. Si no los reciclan para otro es un mal menor, que pongan a esa hora una buena peli. Ya no se pod´´ia soportar tanto daño. Me acuerdo de eso de que echamos la culpa de nuestra mala fama a la prensa rosa, eso que colgó esta niña hace tiempo. Pues creo que es verdad, sí señor sí, que son ellos los que nos han hundido en la miseria, los que hacen que mi madre tenga pena del oficio de su hija. Ya vale, hemos vuelto a eso de "no le digas a mi madre que soy periodista, dile que soy pianista en un burdel". Así que brindo por ese FIN. Por el hundimiento de la mugre.