sábado, 28 de marzo de 2009

Comer o no comer

La viñeta, de Forges.-
Escribe el periodista Ángel Muro en su artículo ¿Comen los periodistas? (Diario de Cádiz, 30 de mayo de 1874): "El periodista propiamente dicho no puede comer bien en calidad y en cantidad, porque lo que gana no se lo permite, y no puede ganar más porque los periódicos, aquí en España, no tienen lectores, ni ingresos, relativamente, para los gastos que impone hoy a las empresas el periodismo moderno. (...) Por fortuna, el periodista, a quien la inteligencia, lo mismo que el valor al soldado, se le supone, no es glotón, ni puede en su vida ser gran comedor (...). He ahí por qué todos los periodistas españoles que tanto valemos valdremos exageradamente más el día en que comamos de verdad y como nuestro trabajo lo exige".
P.D.: En homenaje a esos becarios que, a cien euros al mes, cubren hasta a los Príncipes de Asturias (Sus Altezas Reales).-

7 comentarios:

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
La figura del becario ha sido crucial a lo largo de la Historia de la humanidad (la palabra escrita ya huele: humanidad). No olvidemos que fueron becarios judíos los que levantaron las pirámides de Egipto, becarios indios los que extrajeron un potosí de Potosí, becarios negros los que recogieron toneladas de algodón en Alabama (sweet home)... Y gracias a que los griegos tenían una pila de becarios pudieron sentar las bases de la Filosofía, descubrir algunos principios de Física, juegolimpiquear, cultivar la poesía, la tragedia, la comedia, la tragicomedia, el culebrón... Parece mentira lo que un becario se estira.
P.D.
Maese Herblay (y a cualquiera), no sé si ya la habrá visto, pero le recomiendo encarecidamente que vaya al cine a ver "The reader (El lector)". Historia de amor, de libros (que me parece que le gustan), de política, de moral y sobre las contradicciones propias y las del sistema: la Vida.
SALUD

meritxel dijo...

Fantástico documento, amiga. Qué joyas nos muestras. Aunque no dejo mensajes, te leo siempre que puedo. Un abrazo grande grande

Mario dijo...

¿De dónde sacas estas cosas tan chulas? Beso

Reporter dijo...

La vida sigue igual, compañera. Ah, y hermoso el tema de Madredeus, hermoso y tristísimo... Espero que no denote un estado de ánimo. Besos

Inma Leiva dijo...

"Por fortuna, el periodista, a quien la inteligencia, lo mismo que el valor al soldado, se le supone, no es glotón, ni puede en su vida ser gran comedor"

Me quedo con esa frase, tú ya sabes por qué... Dichosita foto!!

De todas formas, el artículo al completo me llega de lleno... creo que casi todos hemos pasado por ahí. Un beso, artistaza!!!

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
Sobre la imagen del oficio. Anéctota real de este sábado pasado. En el bar. Al "Chester", 63 años, metalúrgico jubilado, afiliado al PCE desde 1965 aunque ya no milita, le dicen que soy periodista ("licenciado en periodismo", les corregí). Pues va el Chester y con un par de arrobas de desprecio en cada palabra me dice: "Y tú ¿qué escribes? Lo que te dictan ¿no?". Se me olvidaba un pequeño detalle biográfico del Chester: también le lleva la contabilidad a un par de lumiascas: es chulo de putas. Un macarra, vamos.... Parecía talmente la escena esa de "trabajo en un periódico pero dile a mi madre que soy pianista en un burdel". Me reí un rato. Y encima ganó Eppaña.
SALUD

Christopher dijo...

Carmen mira que eres grande!!. Me alegro cada día de haberte conocido, porque eres de esas personas de las que uno siempre aprende, y no siempre como periodista, sino lo que es mejor, como persona sensible.

Espero que nos sigamos viendo en muchas más. Un besazo!!