martes, 20 de mayo de 2008

Santiago Pedraz

Salvo la familia de José Couso y los compañeros de oficio, sólo el juez Santiago Pedraz se está empeñando realmente en saber lo que ocurrió en el Hotel Palestina de Bagdad cinco años atrás. Cuando la Audiencia nos dio la puntilla asegurando que no encontraba motivos para imputar a los norteamericanos que dispararon su M1 Abrams, ahora viene Pedraz y llama a declarar a Federico Trillo y Ana Palacio. Ha pedido al Ministerio de Defensa que dos de sus expertos expliquen cómo funciona el carro de combate desde el que dispararon al cámara de Tele 5 y a su compañero Protsyuk, qué posibilidades hay de disparar de forma accidental, qué capacidad de distinguir objetivos tiene. Y para mayor aplauso, tiene previsto viajar a Irak para que sean sus ojos los que vean el escenario del crimen. Dicen que es un juez estrella. Yo sólo veo que en este caso se quiere ganar el sueldo. ¿Será porque es hijo y marido de periodista?
P.D.: Ya puestos, el juez podía llamar a Moratinos, para que le explique si hubo o no favores a su colega Rice.

1 comentario:

Siramicor dijo...

Nunca lo verán tus ojos. Lo de Desatinos, digo.