domingo, 18 de mayo de 2008

Cinema Paradiso

8 comentarios:

Pitu dijo...

Me lo has puesto a posta para que te dé mi enlace de superbesos de cine, ¿a que sí? Sabes que me sigo quedando con cualqiera de los que pegaba Bogart. Te pongo el link, es meraviglioso:

http://www.topfoto.co.uk/gallery/LoveisintheAir/default.htm

Alonso dijo...

Sin Morricone no sería ni la mitad de emocionante. Posiblemente sea la escena más hermosa del cine europeo. Gracias por ponerla guapetona

Esmeralda dijo...

Ohhhhhhhhhhhhhh!!! Y Totó está tan guapo en este final... Ayayay.

Herblay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Herblay dijo...

Hubo un tiempo, Esme, en que yo quería un marinero con el tipo de Corto, con la nobleza de Athos y la inteligencia de Holmes. Cuando vi esta película, empecé a pensar que los marineros están demasiado lejos, que mejor un director de cine tipo Totó. Estaba bien aquí Jacques Perrin. Luego ha envejecido regular (como todos nosotros lo hacemos), en Los chicos del coro estaba casi irreconocible. Me enteré de que se dedica a dirigir documentales sobre naturaleza, así que recuperó mi cariño. En esta escena está espectacular y no dice ni una palabra. Te lo robo: ayayay...
P.D.: Pitufina, gracias por el enlace.
P.D. 2: Lo de Morricone no es de este mundo...

Gordi dijo...

Aquí la maricona del poster.

Borja dijo...

Enorme película, es verdad. Hay que verla de nuevo

Herblay dijo...

Jajaja. Ya sabes que tu compi siempre tuvo muy mal gusto (para todo). ¿Y la de niñas de Audiovisual ue cayeron, eh???