lunes, 19 de mayo de 2008

Madres e hijos

- ¿Que tu hijo ha venido a verte? Lo que tienes que hacer es echarlo. Otra vez viene a llevarse tu dinero. Es un desagradecido, un borracho. Se aprovecha de que estás enferma y te va a sacar hasta los ojos.
- Mi hijo no es malo, es que ha tenido mala vida...
- Que no es malo, dice. Te saca los cuartos, te rompe los muebles, y todavía dirás que lo quieres en tu casa.
- Es que, cuando me habla, durante un rato, desaparece el dolor.

Señora A + Señora B. Línea 27 de la EMT, a la altura de Neptuno. Esta mañana.

6 comentarios:

Antonia dijo...

Las madres... Sólo ellas perdonan todo en la vida.
P.D. Qué sabiduría da el cotilleo dentro de un autobús de línea

Kacho dijo...

Que hacia mi madre en el 27?

Sinda dijo...

Joder, me has puesto bizcochona. Voy a llamar a mi madre, ea

Turí dijo...

Intuyo que son todas unas santas disfrazadas

Olivia dijo...

Pues sí, sólo mi madre estaría dispuesta a hacer lo que sea por mí. Impagable.

Gordi dijo...

Menos faltarle a mi mare
to te lo consiento, serrana
menos faltarle a mi mare
que a una mare no se encuentra
y a ti te encontré en la calle.
¡Vete, vete! si no te tié cuenta