jueves, 22 de mayo de 2008

Regalos


Tengo un cargamento de besos, otro de abrazos, otro de ánimos, un camión repleto de ayuda humanitaria para el espíritu. Me lo llevo entero para Sevilla. Así es difícil no curarse. Algunos me los mandáis acompañados de música (gracias, Miguel); otros de poesía (gracias, Oli); alguno con un cuadro (gracias, Diego). También ha habido artículos para que no se me enfríe la sangre (gracias, Gordi). Los dosificaré para que me duren muchos años. Como esas creaciones de Willy Wonka, esos helados que no se derriten nunca o los caramelos que no pierden el sabor. Y si engordan, que engorden.

P.D: El dibujo, del Coso de Ilustradores.

4 comentarios:

Siramicor dijo...

Y los regalos que te quedan por recibir. A cada cual, lo que se gana y se merece. Te echaremos de menos por Prim.

hoycumplo28 dijo...

Si te sobra algún regalo acuérdate de los cumpleañeros. Aunque sea con un triste y desnudo comentario en un blog. Carmela que se te ha olvidao

Lazarov me marea dijo...

mariiiiiiiiiii!!! empiexzo a preparar el cortejo de bienvenida?? comisión de festejos en acción!!!

Fátima Vila dijo...

aquí tb te esperan regalos, hoy una comida... mañana, pasado... ya verás.
bienvenida a casa, nena, aunque en realidad de la casa (la casa que forman los que te quieren y te cuidan) no te has ido nunca.
besitos