lunes, 1 de junio de 2009

Idígoras

Desde fuera parece un buen tipo, un buen profesional. Gracias a su blog hemos descubierto que la coraza de norteño serio esconde a un señor tierno e irónico. Poco sé de él, salvo que me gusta su trabajo como corresponsal de TVE en Londres. Ahora, según La Nación, Miguel Ángel Idígoras se va a hacer cargo de la Televisión Pública Vasca (ETB). Ojalá que el buen hacer delante de la cámara lo mantenga como gestor. Como siempre, apena que un reportero se meta en los despachos... Habrá que desearle suerte.
P.D.: La foto, de TVE.

2 comentarios:

Lacárreter dijo...

Ay qué bien, puedo aportar algo a tu blog. Le conocí en Rabat, cuando él era corresponsal en Marruecos y yo fui de viaje oficial. Es un tío increíble. Generoso con sus compañeros, divertido, culto, inteligente... Me contó mil cosas de su trabajo allí, de lo duro que fue trabajar en el Pais Vasco durante una etapade su vida y de cómo crecían sus hijos en Marruecos. Me dio las claves para moverme por la medina y para no quemarme la garganta con el té. Es una de esas personas con las que pasas dos días de tu vida y le recuerdas siempre. Me encanta que la ETB esté en sus manos porque es maravilloso y porque él es un tío reconocido por su trabajo y no por cosas raras. He dicho.

Siramicor dijo...

Doy fe, doy fe. Lo conocí en su etapa dura, la de Euskadi, y es uno de los tipos más íntegros que conozco. Y valiente, con lo complicado que es eso en esa tierra y en aquellos días. El traslado a Londres fue un regalo, pero creo que nada comparable a su nueva tarea. Vuelve a casa por la puerta grande (y con Patxi de jefe)