martes, 18 de marzo de 2008

Vergüenza


Aún a riesgo de ser pesada, esta entrada tengo que hacerla, aunque sea breve y a sabiendas de que la veréis en todos los medios. Pero es de las mías. Este martes frío se ha convertido en un día histórico porque por primera vez un canciller alemán ha intervenido en la Knesset israelí, porque al fin ese pueblo ha escuchado en su casa las palabras de perdón: el Holocausto fue una vergüenza, ha dicho Angela Merkel en un auditorio del que se han ausentado muchos descendientes de víctimas del nazismo. No lo entiendo. Parece que hay gente anclada en el pasado y se niega por sistema a pasar página, lo que genera en los demás una culpa inmemorial, que decía don Antonio Muñoz Molina. Lo triste es que la prensa israelí apenas le da importancia a ese mea culpa entonado en alemán, sino que sus titulares sólo destacan el hecho de que Merkel se haya aliado con el Gobierno de Olmert en su cerco a Irán. Mirad el Jerusalen Post. Mirad el Haaretz. Sólo en una web de las decenas de televisiones locales, sólo en el Canal 2, sitúan la noticia de la intervención de la canciller entre las cinco primeras del día...
Ya sé que la foto hoy es la de esta señora en el Parlamento israelí, pero ayer me perdí la que os ofrezco, en el Museo del Holocausto de Jerusalén, y alguien me lo echó en cara... La firma, de AP.

1 comentario:

Pitu dijo...

Mira que te quiero, pero no lo soporto más...PESADA, QUE ERES UNA PESADA CON EL MONOTEMA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Por favor, señores directivos de la prensa española: manden a esta pobre niña a Israel-Palestina ya, a ver si desde allí escribe sobre cosas de aquí. Ufffff, menos mal que nos tienes pa aguantarte :)