jueves, 27 de marzo de 2008

La música, la paz





Marco el número de Hugo Prada, cooperante español en Palestina con DCI. Le debo la llamada desde hace meses. Al otro lado se hace esperar su voz ronca, casi aguardentosa, ese acento cordobés imposible de limar. Lo que me salta es música, de esas que sirven para entretener la espera del que llama o, en mi caso, para desesperarlo más aún. Al llamar de segundas (¿dónde se mete?), me he fijado en la canción. Es country. Habla de Jerusalén. Es la garganta de Steve Earle la que canta. ¿Se puede saber qué es esto? Al quinto tono aparece Hugo y me lo explica: se trata del tema Jerusalem del disco del mismo nombre que Earle editó en 2002, y que ponía en entredicho la política de George W. Bush en su pelea contra el terrorismo internacional. Vaya descubrimiento. Os dejo aquí el tema, en la versión que este medio Dylan, medio Springsteen, tocó en 2005 en Washington, en un concierto protesta contra el presidente republicano. E insisto en su mensaje:


"That I believe that one fine day the children of Abraham


will lay down their swords forever in Jerusalem.


But I believe there´ll come a day when the lion and the lamb


will lie down in peace together in Jerusalem".

1 comentario:

Diego dijo...

Te has pasado veinte pueblos con la comparación. Ya quisiera este besar el suelo por el que pasan Dylan y el Boss. El monotema te nubla la mente jejeje