jueves, 16 de abril de 2009

Larga vida al papel

Dicen los agoreros que la prensa en papel tiene los días contados. Ni años ni meses. Días. Sin embargo, Neil Thurman y Merja Myllylahti, investigadores en la Escuela de Graduados en Periodismo de la Universidad City de Londres, han comprobado que las cabeceras que cierran en papel y se limitan a la edición digital fracasan estrepitosamente. Que el número de lectores disminuye cuando no hay tinta y papel poroso que sostenga la apuesta. Quizá es que aún, pese a ser viejos, los diarios guardan un espíritu de credibilidad y certeza que no da la web. Al fin un buen augurio para los que resistimos.
P.D.: La ilustración, de Luis Demano.

3 comentarios:

Diego dijo...

Ole, ole, que no nos morimos...

Ariza dijo...

Dios te oida, Dieguito, que nos hacéis mucha falta

Mariana dijo...

AUnque solo sirvamos para liar el pescado de manana, no mas. Al menos servimos de algo, prima