martes, 14 de abril de 2009

Un año de ministra

Hoy hace un año que Carme Chacón llegó al Ministerio de Defensa. Fue un día histórico por el simbolismo de su imagen, una embarazada pasando revista. Su gestión, ahí está: Kosovo, el aumento del límite de tropa en misiones internacionales, el paso atrás en la Ley de Carrera, el relevo en la cúpula militar, la estrategia de Seguridad Nacional... Bueno o malo, ustedes tienen juicio. Sólo quería recordar una fecha en rojo para España, para la ministra y para mí. Un día de cambio.

4 comentarios:

Siramicor dijo...

Pues ha sido un año lamentable, de altibajos, de titulares de relumbrón que nos han dejado a los pies de los caballos, de actitudes que han acabado por dañar la imagen de las FAS incluso en las misiones internacionales, donde somos un referente de buen hacer. Ha sido un año de despotismo y lejanía con los Ejércitos, sólo matizada por la actuación de un buen Jemad al que conoces bien. Estamos cansados de pasilleo del malo, de conspiraciones, de grupúsculos de poder y de falta de decisiones firmes. Todo se ha enredado (ley de carrera), pero nada se ha resuelto. Sé que le quedan 3 años de mandato, así que espero que el sprint esté por llegar. De momento, nos está tocando desfacer sus entuertos en el plano internacional. Te aseguro que nos ha hecho bastante daño. Aquella foto histórica lo fue, sí, por descontado; me es indiferente tener un jefe o una jefa mientras se trate de alguien sabio, serio y trabajador. Me alegra que haya mujeres preparadas y que ya, al fin, estén llegando donde merecen, pero, sinceramente, no creo que Chacón sea uno de esos exponentes de grandes mujeres de nuestro país. Lo lamento

Ariza dijo...

Firmo cada palabra. Una ministra lamentable

Borja dijo...

El balance no puede ser más claro: anodino y polémico. Ha hecho poco, y lo poco que ha hecho lo ha hecho mal. No hay más que verla asustada mientras se codea con sus colegas en las reuniones OTAN. Triste triste

Gordi dijo...

A mí, sencillamente, me parece que ni un socialista se toma en serio estas políticas de defensa, porque van un poco en contra de su postura de partida, la que llaman "antibelicista" y que nada tiene que ver con la verdadera seguridad nacional y la obligada cooperación internacional (la de carros de combate, no la de ONG). Cuando se lo crean, legislarán, gestionarán, harán cositas