martes, 30 de marzo de 2010

Margaret Moth

Es un mito viviente, aunque un cáncer se la haya llevado por delante. Se llama Margaret Moth y ha sido durante décadas la mejor camarógrafa de guerra de la CNN. Herida en Bosnia (le destrozaron la cara), regresó al frente en cuanto pudo. "Valiente, no temeraria", como relata hoy La Vanguardia, que se hace eco de una de sus frases, dura y maravillosa: "Es indiferente si muero en seis semanas o en 20 años. Lo importante no es hasta cuándo vives, sino poder decir: le he sacado todo el jugo a la vida". Su casa le ha dedicado un especial que da fe de la intensidad con la que se jugó el tipo. Vivir para contarlo. Claro que merece la pena.

2 comentarios:

Juan dijo...

Qué pedazo de tía. No la conocía

Mario dijo...

Hay que tener valor. El Márquez en tía