sábado, 5 de septiembre de 2009

Tiempos de tijera

En un sólo día leo dos polémicas algo absurdas sobre lo que debe y no debe publicar un medio. La primera es la toma de la fotografía de más arriba, obra de Julie Jacobson (Associated Press), que EEUU ha criticado duramente porque muestra la agonía de uno de sus marines. Decir que hay que contar la crudeza de esa guerra basta para justificar la distribución de la imagen. La reportera no se regodea en ese último suspiro; de hecho, el soldado puede estar ya muerto. ¿Por qué no dar la foto? ¿Por lo mismo por lo que los féretros llegaban hasta hace poco a suelo americano por la puerta de atrás? La imagen es informativa, pertinente y no ofensiva. No creo que haya que añadir más frente a las melindres de la Casa Blanca.
El segundo caso poco comprensible es la polémica desatada tras la publicación en El Mundo de una entrevista con David Irving, un historiador que defiende el negacionismo. En este caso, quien se ha quejado es el ministro Moratinos, "porque este tipo de afirmaciones hieren profundamente la sensibilidad del pueblo hebreo". El periódico de Pedro J incluyó esa entrevista en su especial (muy digno, por otro lado) dedicado al 70 aniversario del inicio de la II Guerra Mundial. Ha sido la única voz discordante sobre el Holocausto y, de hecho, un editorial de la casa censura esa visión, aunque también es cierto que lo hace tras recordar que los aliados (Rusia y Reino Unido) tienen asuntos pendientes por los que pedir perdón. ¿Acaso publicar una opinión te hace compartirla? Otra cosa es que, como línea editorial, yo lo ne hubiera regalado ni una línea a este sujeto, como no se la daría a un etarra que me ofreciera una entrevista. Eso es cosa mía. Pero no se comete ningún delito publicando al que desentona. Los políticos deberían mirar con menos celo a la prensa.

4 comentarios:

Vera dijo...

Pues yo sí entrevistaría a un etarra. Es la forma que tienen para explicar su ideario y transmitirlo. También eso es libertad de expresión, a mi juicio. Por lo mismo publicaría sin cortapisas a este historiador. Los políticos, como dices, deberían sacar menos la tijera. Hay mucho inquisidor reencarnado.

Saludos alicantinos

Kacho dijo...

Es que cuando a los Estates se les oye decir que van a enviar tantos soldados a tal país, se les olvida decir que algunos van a volver muertos y les sienta muy mal que se lo recuerden.

Negar la evidencia, aunque sea desagradable, no hace que desaparezca. Al igual que querer ignorar que hay desaprensivos que piensan lo que piensan. Sobre darle la palabra a Fulanito o a Menganito, a sabiendas que va a escupir basura... que cada perro se lama su rabo. Lo que me parece peor es que se haga vender más o menos, sin atender a su valor informativo real, que no creo que sea el caso que comentas.

Aunque no me oigas, no dejo de pasar aquí a diario. Sólo ocurre que tengo los dedos vagos, hermana. MUAX

Esmeralda dijo...

No entiendo de vuestri oficio, pero como ciudadana quiero verlo y leerlo todo. Lo de ETA... creo que me puede el estómago. No creo que necesiten a la prensa para difundir sus ideas, puesto que han tenido oportunidad de hacerlo pacíficamente durante años y años con partidos a los que no se ilegalizaba. Y no lo han hecho. Yo no necesito oir que quieren una Euskalerría libre cueste lo que cueste. Creo que ya no tienen ni base ideológica. Si fuera directora, ni daria voz a esta gente (más allá de los comunicados oportunos) y mucho menos los buscaría para que hablaran.

Minaya dijo...

Kacho, amén