jueves, 24 de septiembre de 2009

Gerda y Bob, al cine

Gerda Taro dormida, por Robert Capa. Fotografía encontrada en la caja Capa de México.-

Michael Mann (El último mohicano, Enemigos Públicos) ha comprado para su productora los derechos cinematográficos de la novela de Susana Fortes Esperando a Robert Capa. La novela es entretenida, contada con sensibilidad, un amor tremendo por la fotografía y un cariño aún mayor a los personajes. Si ya queríamos a la gallega por sus homenajes a Corto, ahora se gana la más alta distinción. Se merece que su idea caiga en buenas manos, como las de Mann. Lo extraño es que nunca nadie antes haya tomado la vida de Gerda y Bob como la mayor historia de amor, pasión, guerra, muerte, aventura y bohemia del siglo pasado, y la haya levado al cine. Esperemos que ahora no la desgracien.

4 comentarios:

Mario dijo...

Maravillosa esta foto, creo que demuestra todo el cariño de un amante por su mujer (y qué mujer, la Taro, madre mía). Lamento decirte, sin embargo, que Hollywood seguro que tuerce y retuerce esta historia. ¿Alguien hace una quiniela sobre los actores que serán elegidos?

Ariza dijo...

Paréntesis: http://www.elpais.com/especiales/2009/tuslibros/dinero-facil/

No sé si lo conoces, pero es muy recomendable.

Saludos

Toñi dijo...

Vaya, veo a mucha gente por aquí a esta hora. Y yo aún de cierre (¡!). Otro día dejaré constancia de mi declaración de amor eterno a Robert Capa. Hoy te dejo sólo el blog de unos amigos sobre fotografía:
http://lentescv.blogspot.com/

Y a Ariza: creo que el libro lo recomendó la Rengel hace poco. Y le gustó, si mal no recuerdo

Siramicor dijo...

¿Eso quiere decir que la primera película sobre Capa se va a acabar con la muerte de su novia? Estaría bien que alguien hiciera la trama completa, del exilio de Hungría a la muerte en Indochina. Y que no se limite a una historia de amor, y que no manipule la Guerra Civil española, y que no elimine los claroscuros de debates como el del miliciano. ¿Actores????? De ella, paso. Él sería ideal en el cuerpo de Eduard Fernández, aunque dudo que tiren por el producto patrio