viernes, 25 de septiembre de 2009

Glorierías pacifistas

"Telegrama celestial a lugares conflictivos: No disparar donde haya niños. Stop. En la gloria no necesitamos más ángeles".
"Los juguetes para todo y las armas para nada. Los juguetes son para jugar a jugar (de verdad), no para jugar a matar (de mentira)".
"Si con mirar las armas las convierte en azucarillos, ¡sabio será quien sea!".
"Que los niños no maten pájaros, que los gatos no maten ratones y, sobre todo, que los hombres no maten hombres".
"Hemos cambiado el fusil por la escoba, vamos a barrer la trinchera".
"Que no vuelva a haber otra guerra, pero si la hubiera, ¡que todos los soldados se declaren en huelga!".
"Todas las banderas huelen a sangre de hombre joven. El aire puro de mala gana las ondea".
"Bomba. ¡Maldita seta de odio!".
"Niño Jesús, paz sentida y esperada, ¡inutiliza los misiles con tu mirada!".
"-¿Dónde vas, carpintero tan de mañana? - Yo me marcho a la guerra para pararla".
"¡Ojalá conozcamos el día en que no se oigan más disparos, que los del corcho de la botella de champán!".
"Y más que el oro, dorado y negro, quiero la Paz para los pueblos. ¡Paz, que es Justicia, es lo que quiero".
"Una madre grita en la pradera: -La peor paz es mejor que la mejor guerra".
"Porque soy mujer, como la mar como la música como la noche como la madre Teresa de Calcuta. Como la soltera como la viuda como la Paz como la cicuta. Porque soy mujer como la Virgen del Altar no he tenido que hacer el Servicio Militar. (¡Menos mal!)".
"¡Mientras haya guerras comeré pájaros fritos!".
"Asusta que la paz por los jardines asome sus orejas de colores".

(GLORIA FUERTES, 365 glorierías infantiles. Susaeta).

8 comentarios:

Mercedes del Pueblo dijo...

El eterno debate que tantas veces hemos tenido en nuestra Sexta, ¿verdad, compañera? Me ha alegrado mucho descubrirte en internet. Espero que todo te vaya genial. Te echamos de menos. Un abrazo grande grande

Isabel dijo...

"Todas las banderas huelen a sangre de hombre joven. El aire puro de mala gana las hondea". Me la voy a apuntar. Es espléndida esta frase. Me gusta leerte y saber que quien trabajó en el Ministerio de la Guerra lo hizo con el mayor afán de paz.
Un beso

Anuska dijo...

Desde niña no leía nada de esta mujer. ¡Qué bueno!

Herblay dijo...

Qué alegría de leerte Mercedes! Cómo echo de menos nuestra planta y a todos los que allí siguen. Un beso enorme

Anónimo dijo...

Villancico (que canta el Ibáñez...)

Ya está el niño en el portal
que nació en la portería,
San José tiene taller,
y es la portera María.

Vengan sabios y doctores
a consultarle sus dudas,
el niño sabelotodo
está esperando en la cuna.

Dice que pecado es
hablar mal de los vecinos
y que pecado no es
besarse por los caminos.

Que se acerquen los pastores
que me divierten un rato
que se acerquen los humildes,
que se alejen los beatos.

Que pase la Magdalena,
que venga San Agustín,
que esperen los reyes magos
que les tengo que escribir.

Gloria Fuertes

Herblay dijo...

Es mi favorita, siempre... Lo de los besos me encanta

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
Herblay, esto suyo de hoy se llama "poner una vela a dios y otra al diablo". O "jugar con dos barajas". O "estar en misa y repicando". ¿No se me estará carmechaconizando?
Me quedo con Ángel González:
Nada es lo mismo, nada ­permanece. / Menos La Historia y la morcilla de mi tierra: / se hacen las dos con sangre, se repiten".
SALUD

Anónimo dijo...

A VECES, EN OCTUBRE, ES LO QUE PASA

Cuando nada sucede,
y el verano se ha ido,
y las hojas comienzan a caer de los árboles,
y el frío oxida el borde de los ríos
y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,
y los pájaros cambian de paisaje,
y las palabras se oyen cada vez más lejanas,
como suspiros que dispersa el viento;

entonce,
ya se sabe,
es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,
las palabras dispersas y los ríos,
nos llenan de inquietud súbitamente
y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.
Tan sólo es lo que dije:
lo que pasa.

Viva Ángel. Feliz octubre.