sábado, 27 de septiembre de 2008

Un año

Tal día como ayer, hace un año, estaba en Madrid entrando en un despacho vacío, arropado por un enorme escudo de España y con vista al maldito Santiago Bernabéu. Los ordenadores, la tele, los archivadores, mis fotos... Eso llegó después. Era día de funeral, así que ni jefes había en la planta. Día de pasos atropellados, de no saber qué tecla tocar, a quién preguntar, qué decir. Día de recelo aún a los uniformes, a los políticos, a esa especie extraña que son, que somos, los "asesores". Era el primer día de ocho extraordinarios meses. Ayer, un año después, fueron bien distintos los asuntos que me tuvieron ocupada. He vuelto a la trinchera correcta, lo sé, pero echo de menos la de enfrente o, mejor dicho, a los que me hicieron tan sencillo trabajar allí. Añoro a los de la Sexta -la sexta planta del minisdef, quiero decir-, y también a los que llamaban, pedían, comprendían. Ha pasado un año muy largo y muy corto al tiempo, intenso, feliz, nervioso, cambiante. Un año de muchas novedades, de regalos, experiencias, viajes. Ha sido un tiempo bueno, válido y necesario. Las cosas pasan porque sí, porque tienen que pasar. Y en esas estamos, en abordar otro año, otro gran año... Espero que estéis por ahí cerca para verlo.

5 comentarios:

Siramicor dijo...

Se te echa de menos como si te hubieras ido ayer mismo. Las cosas cambiaron para mal en esta casa. Imagino que un día se darán cuenta del error. En realidad sé que ya lo han hecho, pero son cobardes para reconocerlo. Tú a lo tuyo, y a disfrutar

Mariana dijo...

Otros grandes anios estan por venir, tenlo por seguro pendeja. Veras que nada es un paso atras, no lo vayas a pensar ahora, pues nunca lo hiciste. Feliz de que hayas regresado con "los buenos", como dices. Yo sigo con "los malos" intentando hacer mi revolucion, tu sabes. Quedate con lo bueno, pues sabes que ha sido mucho mucho mucho.
Besos fresitas

La gata Roma dijo...

Se ve que estamos en tiempo de balances, a mi también me pasa; pero ya sabes lo que decía el viejo comandante: patrás, ni pa tomar impulso…
Aunque yo estoy de acuerdo a medias. Es bueno mirar al pasado, ver lo que aprendiste y esperar todo lo bueno que está por llegar.
Kisses miles y felices futuros años.

el bit errante dijo...

Pasarás por mil trincheras, cada una más cerca de la meta; meta que a su vez será volante, pues otras se abrirán, con más trincheras de por medio, que también irás alcanzando... y nunca estarás sola.

Ariza dijo...

No te preocupes. El periodismo te echaba en falta. El antiperiodismo, no.