martes, 23 de septiembre de 2008

Filas rotas

A veces la disciplina se rompe por la emoción. A veces el dolor le puede a la firmeza que te enseñan en la academia. A veces el amigo perdido pesa más que la orden de firmes.
P.D.: la fotografía es de Juan Martín, Efe, tomada esta mañana en el funeral por el brigada Luis Conde, en la Academia de Artillería de Segovia.

4 comentarios:

Siramicor dijo...

Las costuras recias de los uniformes nos permiten dar abrazos. Gracias por estar con nosotros.-

FeRmíN AraGúnDez dijo...

Mari Carmen, soy Fermín, tu compañero del instituto. No sé si te acordarás de mí.

Me alegra saber que sigues escribiendo tan bien, siempre que puedo te leo en la web de "El Correo".

¡Un abrazo!

La gata Roma dijo...

Es bueno recordar que dentro de los uniformes hay hombres, con amigos, con sentimientos, con entrañas…
Kisses miles

Ariza dijo...

Gracias