viernes, 24 de octubre de 2008

Sola, acompañada


Maruja, antes: "Siempre que me preguntan si el periodismo me ha impedido formar un hogar, respondo que fue al revés. Era el hogar lo que me impedía levantar el vuelo del periodismo".

Maruja, después: "Después de varios días de bombardeos, había aprendido también que, en los momentos en los que creemos tener la muerte cerca, decidimos cuáles son nuestras certezas prioritarias. La mía era, es, que no quiero morir sola".

Retales de Maruja Torres, recordados por Luis Eduardo Siles en el diario Odiel.
P.D.: La foto es de El País, obra de Quidu Noel y Uly Martín. Febrero de 2007.

4 comentarios:

Juliana dijo...

Muy lindos los decires de Maruja

La gata Roma dijo...

Desde muy pequeña me ha encantado esta mujer, es una periodista, y lo mejor, alguien con cosas que decir.
Kisses

Toñi dijo...

Maestra Maruja, aunque últimamente parece que está pasada de rosca. Su Mujer en guerra es sensacional. Ya te escribiré laaaaaaaaargo. Besos

Mario dijo...

Lo comparto, Murciana. La otra tarde, en La Ventana, parecía que estaba... digamos que "mareada". Fue un poco vergonzoso, sinceramente. Pese a todo, sigue siendo la reina, con la Calaf