domingo, 12 de octubre de 2008

La ocupación silenciada

Hasta la ONU se ha tenido que meter por medio. La presión de las autoridades israelíes a los periodistas que narran la ocupación en Palestina clama al cielo. Así no hay quien trabaje. Pero si Israel no hace caso a las resoluciones sobre tierra, refugiados o capitalidad de los ciudadanos palestinos, ¿va acaso a cambiar su actitud con la prensa internacional? Estamos de capa caída, en todos los rincones, en Tierra Santa, en México. Demasiado leves nuestros problemas para lo que hay en el mundo, pero no por ello hay que olvidarlos. Están ahí. Nos atenazan. Cuidado...

2 comentarios:

Diego dijo...

La ocupación silenciada, los agujeros en el presupuesto silenciados, los accidentes en el exterior silenciados... ¿Sigo? Otras maneras de censura, pero similares resultados. De mal en peor

Gordi dijo...

Chica, lo de siempre, de qué te sorprendes?