sábado, 18 de octubre de 2008

¿Para qué queda la prensa?

Escribo desde la sala de prensa improvisada en el Teatro Central de Sevilla con motivo de la visita de Al Gore (ex vicepresidente de EEUU y Premio Nobel de la Paz). Y escribo indignada. Ésta debería ser la gran tarde de la concienciación contra el cambio climático, pero resulta que los periodistas, los que se supone que debemos transmitir a la sociedad el mensaje de alerta, de prevención, de cuidado de la Tierra, no tenemos acceso a las ponencias de los dos principales conferenciantes, el propio Gore y Rajendra Pachauri, líder del IPCC de Naciones Unidas. La puesta en escena es rocambolesca: secuestran a los periodistas (el término es de la propia organización) en la sala de prensa y, a la orden de ya, se les deja pasar sólo cinco minutos al salón donde se desarrolla la jornada. Los redactores a la grada; los gráficos, al escenario. En esos cinco minutos sólo da tiempo para escuchar los buenas tardes, qué bien que hemos venido, qué encantado estoy de visitar Sevilla. Nada más. Cuando Pachauri iba a comenzar a hablar de la gran revolución a la que hoy se enfrenta el mundo, tras la agrícola y la industrial, nos han echado. Así, sin más. Y lo mismo va a suceder en menos de una hora, cuando aparezca el segundo de Clinton (que, por cierto, fue periodista y hoy sigue formando en la universidad a futuros plumillas). El motivo: los datos, paneles, powerpoint varios y demás parafernalia tienen copyright, ya que son estadísticas cedidas gratuitamente por entidades científicas (Juan Verde dixit) cuyos fondos van a la fundación Biosfera (que no es de Gore, no seáis malos).
Las chicas de la organización son maravillosas y llevan todo el día tratándonos como a marqueses, pero el café, las pastas y la amabilidad no pueden mitigar el enfado que tenemos ahora mismo. Blanca propone que no demos una línea, Salomé recuerda que ya el año pasado sucedió igual y que incluso el trato fue peor. ¿Por qué tenemos que informar entonces de un encuentro en el que se cercena nuestro trabajo? ¿Para qué nos convocan? Esto es peor que una rueda de prensa sin preguntas. ¿Somos unos simples pregoneros? ¿Por qué hacemos seguidismo de un señor que sólo convoca a doscientas personalidades (por decir algo, porque a estas alturas Garzón no ha aparecido y sólo hemos visto, con todos mis respetos, a José Manuel Soto, Almudena Fernández y Pepe Begines) y las encierra en una sala, sin posibilidad de que los ciudadanos le escuchen e integren su mensaje en su día a día? ¿Qué es eso de concienciar a golpe de billete, con entradas selectivas? ¿Sólo podemos concienciarnos comprando su libro o pagando en el cine para ver su verdad incómoda? Creo firmemente que Al Gore ha hecho un buen trabajo a la hora de concienciar al mundo entero del grave problema que atravesamos, aunque estimo que el Nobel le vino grande; Pachauri sí lo mereció de veras, él y sus 3.000 científicos. Pero todo el bien que ha realizado se ve empañado con su campaña elitista, cerrada. El cuerpo nos pide plante. Pero no creo que podamos...

10 comentarios:

Gordi dijo...

Ole... Tenemos que denunciar más estas tropelías. Seguro que, pese a todo, te lo has pasado en grande ¿o no?

Anónimo dijo...

Yo he estado contigo y he escuchado luego a Gore llamarnos "notarios de la actualidad". Qué grosería. Besos

Ariza dijo...

Qué vergüenza, niña.........

Borja dijo...

Lo de siempre. No me extraña. Cada día nos ningunean de mala manera. Lo peor es que no hacemos nada. ¿Qué hacen las asociaciones? ¿Y los colegios?

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
Al Gore, Al gore... ¡Ah, sí! Ese sólo fue vicepresidente de los Estados Unidos... Una pena que sus ansias ecologistas le entrasen al abandonar la poltrona y no mientras podía hacer algo estando en el cargo. Peste de políticos...
¿Y de esta gentuza quieres informar algo? La única información con un político como protagonista que me gusta leer es en la sección de Obituarios.
SALUD

Mario dijo...

No sé de qué te sorprendes, estoy con Borja. Mitificar a un político siempre es un error. Yo no quiero escribir su obituario, San, me conformo con anunciar su jubilación o su ingreso en prisión. Saludos

Lois Lane dijo...

Chiqui, quiero añadir tu información sobre lo de Gore en el blog pero al pasar el día en la búsqueda de la web de El Correo sólo aparece el teletipo de Efe. ¿Cómo podría encontrarlo? Besitos miles y suscribo cada una de tus palabras

Herblay dijo...

Lois Lane!!! Qué honor!!! Gracias por pasarte por esta humilde casa. Te mandaré el texto mañana. Un beso enorme, y suerte con tu blog.
Besazo

Siramicor dijo...

Fantástico texto, penosa situación. Besos

Oscar dijo...

Cansado ya de que en mi casa, en la de mis padres, en la de mis hermanos, en la de mis suegros, en los cafés con los amigos, en todos lados, todo el mundo, me diga que tenemos un horario asqueroso, un sueldo mísero y unas tribulaciones tremendas. Luego va la gentuza tipo Gore y nos hace esto. No hay derecho, no hay derecho. Nos tratan como a lo más bajo de la sociedad. Hay quien aún piensa que existen clases, y lo aplica.