lunes, 28 de diciembre de 2009

Un mito robado

He llegado tarde. El Orient Express se muere por la crisis. Ya no podremos ir de París a Estambul persiguiendo en los cristales reflejos de James Bond, de Hércules Poirot, o de los espías impecables de Graham Greene. Bueno, podremos pero en versión edulcorada, sólo de Venecia a Turquía y a 5.670 euros por persona. Los archipámpanos-marineros de agua dulce-ectoplasmas-oricterópodos-mentecatos de los dueños me han robado un mito, y eso es imperdonable. Eso no lo justifica ni la caja registradora ni este mundo sin misterios que buscar, sin elegancia que pasear, sin valores que defender. Malditos...

4 comentarios:

Mario dijo...

Amos a ver: ¿pero es que acaso te ibas a pagar semejante millonada? Pues eso, no te enfades, que no lo ibas a catar, maja

Anuska dijo...

Podían hacer un Pekin Express en tren, oye. ¿Te vienes conmigo de pareja? "Pepita y Pulgarcita son plumillas y residentes en Sevilla". Suena bien

Reporter dijo...

Con la extra de este mes no me llega ni para pagar el bollito de pan del tren. ¡No me seas tan pija!

Juan dijo...

¿Y por qué no colarnos de polizones?