domingo, 6 de diciembre de 2009

30 balas

30 balas en el cráneo, tórax, abdomen, piernas y brazos mataron a Víctor Jara. Fue hace 36 años y después de insufrible tortura. Ahora Chile lo entierra con honores y pasa página, con memoria. Te recuerdo, Víctor. Descansa en paz.

3 comentarios:

Reporter dijo...

¿Os imagináis la que se puede liar en España si en la fosa de Granada aparece Lorca, si la familia accede a dar su ADN, si se averigua que es él y, como con Jara, se llega a saber lo que le hicieron de verdad al poeta? ¿Os imagináis la que se puede liar en la calle? Aquí, más de 70 años después de la guerra, los ánimos están aún más caldeados que en Chile. Temo incidentes. Aunque, claro, ese entierro nunca se va a dar, porque Lorca no parece que esté en esa fosa...

Minaya dijo...

Salud, compañera.

Esmeralda dijo...

Viva Jara! Viva su recuerdo! Vivan sus valores!