domingo, 16 de agosto de 2009

Respaldo

A Emilio Morenatti se lo llevan a EEUU para que los mejores médicos lo atiendan y completen su recuperación tras el atentado de Afganistán. Lo hablábamos la otra noche con los amigos, con la última llamada a la mujer de Emilio, Marta, aún caliente: la diferencia de que la desgracia, más o menos previsible en zona de conflicto pero totalmente asumida por un profesional, te pille en un barco poderoso, en una empresa medio seria que batalla por ti. Morenatti, tras un primer año a prueba en Afganistán, fue contratado con todas las de la ley y así, respaldado, fue herido en Israel y secuestrado en Palestina, así se fue a Pakistán y así había regresado ahora al sur de Afganistán. Es AP la que busca su mejoría y le paga el viaje a EEUU. Pero no siempre es así: Ricardo Ortega se la jugó y perdió en Haití por libre, después de que lo largaran de Antena 3. Julio Anguita Parrado se empotró en Irak a la desesperada, porque El Mundo lo largaba de la corresponsalía en Nueva York para meter a una enchufada. ¿Seguro? ¿Medios? ¿Respaldo? Hay quien no recibe ni un chaleco antibalas, hay quien se va a cuerpo a la guerra, hay quien asume hacerlo por contarlo. Precariedad en el infierno, como en las redacciones de todo el mundo. Información explotada y mal pagada. El oficio, señores.

P.D.: La foto: portada de ABC tras la muerte de Ricardo Ortega, marzo de 2004.-

4 comentarios:

Arantxa dijo...

http://blogs.rtve.es/telediario/2009/8/14/emilio-morenatti

Besos!

Mario dijo...

Y mira en lo que se deja los cuartos después:
http://blogs.periodistadigital.com/24por7.php/2009/08/16/la-sacrosanta-bbc-se-gasta-13-000-euros-

Está bien lo de Cantero, Arantxita

Miguel dijo...

Chapó, compañera.Lo tuyo no son palabras, son sentencias. De vida, no de muerte. El que no se entera es porque no quiere.*

Toñi dijo...

Así es, precariedad everywere. En nuestra tele (una local) estamos haciendo los informativos 2 redactores y 7 becarios, eso en la redacción; la imagen está EXCLUSIVAMENTE en manos de becarios hasta septiembre. Nuestros chicos de la beca cobran 120 euros, salvo uno de ellos, que viene por un convenio con el ayuntamiento, que cobra 300. Es un millonario. Cuentan con la vocación y el ansia de narrar lo que pasa. Al final vamos y les ahorramos los duros. ¿Y si un día no fuera nadie?