lunes, 17 de agosto de 2009

Luis Pérez

Es una alegría descubrir que Luis Pérez, al fin, tiene blog sobre su corresponsalía en Colombia para TVE, porque es un periodista fantástico con mucho y bueno que contar. Pertenece a esa joven generación de la tele pública (los Mijallo, Picazo, Gallardo...) que garantiza una nueva saga de información internacional de referencia. Además, es un gran tipo. Compañero de aquel sensacional curso de corresponsales de Tierra, forjado en Israel-Palestina, en Líbano, en Irak, ahora tiene el reto de transmitirnos lo que pasa en América Latina. Y ya da lecciones, como su cobertura del golpe de Hondudas, tan pegada a la calle, a la gente. O el reportaje de anoche en Informe Semanal, con las mujeres indígenas que viven a medio camino entre los paras y la guerrilla, viudas y huérfanas por ello. Me gusta Luis porque es humano, porque le gustan las historias y la gente, y huye cuando puede del politiqueo. Me gusta porque tiene sentido del humor, porque es curioso y preguntón. La última vez que lo vi, en su redacción de Madrid, estaba preparando el petate para Irak. Se había dejado unas barbas de integrista tremendas. Allí estaba, ofreciendo ayuda, café y anécdotas, junto al maestro José Jiménez Pons, de En portada. "A ver cuándo nos vemos por el mundo", se despidió. Me quedé pensando. Eso quiero. Que nos veamos por los mundos, en el rincón que sea. Mientras, lo leeremos y lo veremos con entusiasmo. Un buen tipo, un gran periodista.

4 comentarios:

Mario dijo...

No tiene mala pinta lo que hace, desde luego. Y parece insultantemente joven. Aunque ya no sé si creerte... ¡¡¡A ti te gusta todo el mundo!!!

Salud

Esmeralda dijo...

Cómo te gusta el compadreo, jaja

Reporter dijo...

Me gusta lo que hace, aunque no sé si es el nuevo Reverte, como tú lo ves. Oye, eso del curso de corresponsales suena...

Meritxell dijo...

Como siempre, los chicos de la 1 en internacional son los mejores. Lo seguiremos atentamente