jueves, 26 de febrero de 2009

Un escándalo

Al Santo Domingo penitente de Martínez Montañés le roban la cruz y aquí no pasa nada. La consejera de Cultura, la señora Rosa Torres, da la callada por respuesta, la presidencia de la Junta, más de lo mismo, y no hay ni una triste plataforma cultural, cívica o vecinal de Sevilla que se rasgue las vestiduras por un robo imperdonable, un escándalo que parece que no ha ocurrido en la segunda pinacoteca de España. ¿Qué reacción hubiera tenido el personal si ocurre en el Prado? 50 ceses fulminantes. ¿Dónde está la seguridad? ¿Dónde los responsables del museo? ¿Qué es eso de decir que la cruz no tiene valor, que una pieza de principios del XVII, puro Barroco sevillano, se puede sustituir por otra? El Santo Domingo no se entiende sin esa cruz a la que se encomienda y a la que mira con ojos extasiados. A lo mejor es que los políticos no acostumbran a mirar el arte y lo mismo le dan ocho que ochenta. A ver si a alguien se le encogen las entrañas y hace o dice algo.

P.D.: La fotografía, de Antonio Acedo.-

7 comentarios:

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
Por la postura (vaya foto, amiga) me creí que era una estatua que le ha hecho Lopera a Chaparro inmortalizando el momento en el que le hacía cortes de manga a los palanganas. Pero en realidad esto es lo que pasó, que lo recogieron las cámaras del museo:
http://www.youtube.com/watch?v=EIYHfNGKGkE
SALUD
P.D.
¿Cuántos dimitieron cuando se llevaron el pisapapeles del Serra (un par de toneladillas de hierro) del Reina Sofía? Si quieres ver dimisiones, sólo has de invitar al director o al gerente del museo a una cacería.

Borja dijo...

Hombre, San... Qué te gusta la polémica... Éste no es un país de dimisiones, está claro, pero también confió en que sí las hubiera en el caso de que afectara al Reina Sofía o al Prado. ¿De verdad no ha habido respuesta de vuestra consejera? Siento decirte que así es como forjáis esa imagen de dejadez e indolencia que arrastran (a veces justificadamente, lo lamento) los andaluces. Parece que a nadie le importa un cuerno lo que ocurra en ese museo

Mariana dijo...

Pendeja, pena me da ver que tus politicos son tan remalos como los nuestros. Creo que recuerdo esa escultura de cuando fui contigo a ese museo, aunque lo que mas me fascino fue la capilla del convento. sabes que encontre una reproduccion del mismo autor de la virgen de la servilleta en una iglesita de Sinaloa??? Como era que se llamaba???
Besos fresitas (hoy desde mi casita de verdad)

Miguel dijo...

Lo peor de todo es que si hubiera un robo de una parte de la menos válida, artísticamente hablando, de las imágenes de la cofradia con menos hermanos del barrio más chico de Sevilla, entonces, habría sido un escándalo tan grave para la sevillanía de pro como que el azahar de los naranjos se retrase un mes o las palomas del parque de María Luisa estén pelín gorditas. Este mes estoy ávido de tomar las calles. Aunque seamos cinco, con su premio, una sentada ante el museo o la consejería propongo.*

Anónimo dijo...

¿Pero de qué van estos políticos?

Kacho dijo...

Y a todo esto, el ladrón ¿iba por las calles de Sevilla cargando el madero a lo "via crucis"?

Herblay dijo...

Me apunto a esa sentada, compañero. Las cofradías son intocables y entonces si que el escándalo sería mayúsculo. Os dejo el segundo capítulo de la serie:
http://www.correoandalucia.com/noticia.asp?idnoticia=4424170096093097092095424170
POR JOSÉ GALLEGO ESPINA Y AMALIA BULNES