martes, 1 de junio de 2010

Esquizofrenia

Lo que se ve al fondo de esta idílica foto de novios es el Mavi Marmara, el buque de ayuda a Gaza atacado por Israel. Resultado: 14 muertos. Los novios, sin inmutarse, se hacen fotitos en la playa de Ashdod como si no pasara nada. Es la inexplicable vecindad del horror y la apatía, de la miseria y el progreso, de la muerte y la vida. Esa dualidad hiriente que convierte a esa tierra en un laberinto de sentimientos, de comportamientos, de rutinas. La inexplicable sensación de vivir en un país avanzado, con miles de servicios, culto, con afán innovador, que vive de espaldas al daño que hace al vecino palestino. La cara y la cruz... Parece una broma si no fuera tan cínico.
P.D.: La foto, robada al Haaretz, es de Reuters.-
P.D. 2: La guinda para encuadrar lo sucedido, en la pluma de Eduardo Galeano, en Página 12.-

5 comentarios:

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
¡Qué mal pensados sois los antisemitas! Os faltan datos, estáis envenenados por la propaganda antiisraelí de los medios amigos de los terroristas. Esa pareja tan acaramelada (caramelo kosher, por supuesto) pertenece al club de lectura Moshe Leyón y la casualidad ha querido que en la semana que se casaban el libro que tocaba comentar era "Bodas de sangre" de García Lorca.
P.D con pregunta
Criticar al gobierno isrelí (semita) te convierte en antisemita. Solidarizarte o sentir un mínimo de empatía con los palestinos (semitas) ¿no te convierte en un poquito prosemita?
P.D II nostálgica
En días como estos echo de menos a Aillón. Snif, snif.
SALUD

Esmeralda dijo...

No creo que Rengel sea antisemita, de hecho pocas personas conozco que quieran más (o que quieran, a secas) a los judíos, su historia y sus tradiciones. Pero es que estas cosas claman al cielo. Por cierto, me gustaría resaltar la valentía de Henning Mankell al ir en esa flotilla a defender a los palestinos. Es de admirar su compromiso.

Allon dijo...

Primero, señor Anónimo, le rogaría que si va a faltar al respeto al menos se aprenda mi nombre: soy Allon Abecasis, judío residente en Madrid y de origen sefardí, vuelto tras décadas de exilio familiar en Marruecos. Judío y sinonista, porque sí creo en la necesidad de un estado de Israel para los judíos, pero lo quiero dentro de los límites que se nos prometieron, lo que implica Judea y Samaria también, eso que llaman ustedes la Palestina. Le insisto, porque no quiero gastar letras en decirle obviedades, que Israel sólo se ha protegido de una agresión y los vídeos que se estan analizando así lo demuestran. ALgo más que lápices y comida llevaban estos llamados pacifistas, la muestra está en los hospitales israelíes, donde se recuperan los soldados heridos por ellos. Y si dos novios deciden casarse es porque la vida debe seguir, somos supervivientes de la barbarie que los demás nos imponen. No vivimos de espaldas a los palestinos, pero son ellos los que no desean la convivencia en paz, o sea, la ignorancia mutua que, a mi entender, sería lo ideal. No los quiero para nada. A Carmen le diré que esa esquizofrenia que ella llama y de la que le he leído mucho incluso en papel es resistencia y fortaleza ante la agresión exterior, nada de cinismo. Nos importa la vida humana por ser un bien divino, pero la protección de nuestro pueblo implica a veces episodios desagradables. Esperen, les recomiendo, y podrán ver que Netanyahu tenía razón.
Shalom

correístico dijo...

Ylla, Rengel, ¿este Allon es amigo tuyo de verdad? Pensé que elegías mejor las junteras, qué cruz

Gordi dijo...

Allon, ¿tú sabes a qué se va a Parla? Pues aplícate el cuento