miércoles, 28 de abril de 2010

ERE

Es la quinta o sexta vez desde ayer que inicio esta entrada y tampoco sé si podré acabarla ahora. Es muy sencillo hablar de las desgracias ajenas, pero tremendamente complicado cuanto te tocan de cerca. Como muchos sabréis ya, la empresa propietaria de mi periódico, El Correo de Andalucía, presentó en la mañana de ayer un ERE por el que plantea el despido de 22 trabajadores. Por más que la crisis amenazase tormenta, la cifra es tan elevada que nos dejó enmudecidos, hundidos, descorazonados. "Es como si te cae un meteorito en la cabeza", como dijo gráficamente uno de los jefes. Ya sabemos que las empresas informativas, más allá de la materia a la que se dedican, son eso, empresas, y se rigen por la cuenta de resultados; ya sabemos que no es sencillo para nadie firmar 22 despidos; ya sabemos que son malos tiempos para todos entre la recesión y el cambio de modelo periodístico... Pero cuando sabes que a esos 22 despidos del titular les pones cara (con sus hijos, sus hipotecas, sus sueños) o eres tú misma, entonces lo anterior no consuela. Esperar y confiar, decía San Agustín. Y pelear. Queda un mes por delante para amortiguar el golpe en la medida de lo posible. De momento, hasta mayor novedad, sólo me queda dar las gracias a los colegas y amigos que no paran de llamar, a medio camino entre la prudencia y el pésame, y que hasta se movilizan (gracias, Tacho) para darnos calor.

9 comentarios:

Miguel dijo...

adelante, siempre.*

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
Si una periodista como Herblay, apasionadamente enamorada de este oficio putanesco, se quedase en la calle es que la cosa pinta peor que fatal. ¡Qué coño! Y aunque lo odiase.¡No a los periódicos sin periodistas!¡¿Dónde está el sindicato de periodistas?!¡¿Qué carajo hacen?!¡¿Y los de la Asociación de la Prensa?! ¡Urbaneja, baboso, lameculos, ten dignidad y dimite!
¡HUELGA!¡HUELGA!¡HUELGA!
¡GERMINAL!¡GERMINAL!¡GERMINAL!
Y este sábado, todos a la calle, coño, que es Primero de Mayo. ¡Uf! Qué calentón me ha dado...
Un abrazo, Herblay. Y suerte.
SALUD Y LIBERTAD
P.D.
Y ahora, un chiste malo: Esto ya parece un remake malo de una peli mala de Paco Martínez Soria: Don ERE que ERE.

Anuska dijo...

Mucho ánimo, la noticia nos dejó helados ayer en el gabinete. Aunque sólo sea aliento lo que os podamos dar, sabéis que lo tenéis.
Un beso

Anónimo dijo...

Lo que no entiendo es como al año pasado gastó dinero en un ¡¡¡110 aniversario!!! y ahora no tiene dinero para sus trabajadores.
Así van las cosas.

Anónimo dijo...

mucho ánimo

Mario dijo...

Seguro que aún hay margen de maniobra y el golpe se amortigua, niña. Estoy convencido de que arañando de los folios, la luz, el coche oficial, las dietas o los viajes la cosa cambia. Que eso no libra de unos cuantos despidos, vale, pero alguno salvará. Ánimo con la negociación

Correístico dijo...

Gracias por tanto ánimo como estamos recibiendo estos días. Nos ayuda a tirar palante. Un abrazo grande

Ottokar dijo...

Me habían dicho hace tiempo que tenías un buen blog. Quedaron cortos. Es muy buen blog. Intuía que en él encontraría algo sobre vuestro ERE; veo que no hay más novedades. Espero de corazón que se eviten los máximos despidos y que, si se producen, la empresa sea digna y los haga en las mejores condiciones. El Correo es una gran escuela de periodistas que debe mantenerse a toda costa pero, recordemos, los periódicos se hacen con periodistas (muy bien dicho PecKinpah). Un abrazo solidario para todos.

Anónimo dijo...

Ánimo, fuerza y un abrazo grande.