viernes, 19 de diciembre de 2008

Garganta profunda

Se ha muerto la fuente que hundió a Nixon, como ya lo hizo hace unos años la editora que le dio voz. Aún nos quedan los tres mosqueteros que se lo contaron al mundo (Bradlee, Woodward y Bernstein). Y que nos duren.

7 comentarios:

Ariza dijo...

Felt hizo un trabajo tan bueno a la humanidad (y a él mismo y al clan al que defendió) que la noticia va en "internacional" y no en "sociedad":
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Muere/95/anos/Mark/Felt/Garganta/Produnda/Watergate/elpepuint/20081219elpepuint_6/Tes

Salud

Siramicor dijo...

Qué buenas horas hemos echado con las memorias del Bradlee, eh? Te echamos de menos por los madriles, que lo sepas.

Besazo

Batalla dijo...

Para que te animes, recuerda siempre una máxima que, de hecho, te lei en este mismo blog hace tiempo: El Watergate fue obra de los de local. Ya te llegará el tuyo, mientras te largas a las Palestinas varias del mundo.
Me despido hasta el año que viene, que me tomo vacaciones.
Adiós

Esmeralda dijo...

Juanma, ¿qué haces siguiéndome de blog en blog, ennnnnnnn?

Diego dijo...

Niña, feliz navidad, que me voy yo también de vacaciones (¿quién va a sacar los periódicos adelante?). No creo que tenga mucho tiempo para pasarme por aquí en estos días. Sabes que estás invitada a nuestra misa, en fin, sin obligar, eh. Por lo menos podrás sacar un colorido reportaje sociológico, y creo que también algo de alegría compartida. Si no te sabes los rezos, murmura, que siempre funciona.

Borja dijo...

Lo de mitómana se te queda supercorto... A ver si nos dejamos de hitos americanos, que aquí tenemos a millones (aunque no costaran una presidencia, vaaaale).

Herblay dijo...

Felices vacaciones, afortunados de vosotros... AY