martes, 22 de julio de 2008

Urgencias

Otro palestino, con otro bulldozer, ha intentado otra matanza en Jerusalén a unas horas de la visita de Barack Obama al país (no hace falta que os recuerde el apoyo que ha recibido del lobby israelí en EEUU y lo que pesa en votos ese apoyo). El ataque anterior fue a las puertas de la delegación de TVE; en esta ocasión ha sido a las puertas de mi casa, de la casa a la que siempre voy cuando piso Tierra Santa, la calle Rey David. Allí está mi hotel, el Eldan Hotel, cómodo, bien situado, no excesivamente caro, y rodeado de dos joyas: el YMCA Three Arches (qué belleza verlo cuando llueve a cántaros) y el Hotel Rey David. En realidad es en éste último en el que yo quisiera alojarme, pero el sueldo llega hasta donde llega... En el hotel de los grandes corresponsales de guerra, el hotel de Robert Capa cuando hizo aquellas fotografías tremendas del nuevo Estado, el hotel destrozado por terroristas judíos del Irgún en 1946. Ver en el Telediario, aunque sea de refilón, mi rincón de descanso en esa ciudad, junto al parque donde reposa la familia de Herodes, donde se encuentra mi chalé en Yemin Moshe, me mete la prisa en el cuerpo de nuevo. No sé cuánto aguantaré sin intentar el salto. No lo sé. Qué ganas de contar lo que pasa por allí...

P.D.: Cómo me alegra lo del Complejo Vizcaya... Y lo de Karadzic... Gran día.

3 comentarios:

Esmeralda dijo...

No te vayas a preocupar que tu estancia allí es solamente cuestión de tiempo. Lo que espero es que nos invites cuando estés cerca del hotel King David...

Juan dijo...

No lo dudes, llegará el momento, y te irá bien.

Borja dijo...

Una imagen curiosa: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Obama/reitera/compromiso/seguridad/Israel/elpepuint/20080723elpepuint_13/Tes