jueves, 10 de julio de 2008

El drama que no cesa

“Me decía: Tengo hambre. Me decía: tengo frío. Me decía: Tengo miedo, lo uniquito que tengo mío (...). Tengo palacios de llanto, tesoros de desconsuelo, y las llaves del espanto”.
No me canso de esta cita: José Luis Ortiz Nuevo, en la garganta de Miguel Poveda, Náufragos del hambre.






P.D: Las fotografías, de Carlos Barba (Efe Almería).

3 comentarios:

Siramicor dijo...

http://www.elpais.com/articulo/espana/Jamas/habiamos/encontrado/tragedia/elpepuesp/20080710elpepunac_4/Tes

Gaya dijo...

Efectivamente, una "vergüenza moral" de la que no aprendemos. Tanto SIVE, tan poca justicia:
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/07/10/espana/1215702722.html

Juan dijo...

Como siempre, no puedo evitar darte las gracias cuando escribes de estos asuntos. Hace mucha falta. Es hermosa la canción del charnego. Abrazos