sábado, 13 de febrero de 2010

Grande, grande, grande

Porque en la vida y en el oficio es bueno decir siempre lo que se piensa y se siente, sin cortapisas. Porque hay quien lo hace, además, con maestría. Porque la echo enormemente de menos y porque una pieza así le alegra la mañana a cualquiera. Por eso y por nada, porque no hace falta buscar excusas, gracias, maestra. Así se cuenta lo que pasa. Qué arte.

4 comentarios:

Gordi dijo...

Un brindis por las periodistas valientes y por los periódicos a los que les va bien aparentarlo(otra cosa es que lo sea). No me extraña que sea amiga tuya, Rengelilla

Arantxa dijo...

Qué manera de ningunear a los ricos y a los políticos! Me encanta!

Reporter dijo...

Sí, sí, casualidad, la duquesa es más de derechas que Franco. Si no, mirad cómo gestiona sus cortijos. Cañamero tenía toda la razón. Felicidades a la periodist@

Esmeralda dijo...

Lo único que echo en falta es más curia, más iglesia, que de eso en Sevilla estáis sobrados. Me encantaría ver cómo le dan algún sopapo a los de las sotanas y los anillos