jueves, 11 de febrero de 2010

Garzón

La justicia dirá. Es la máxima sobre la que tratamos de levantar cada día nuestro mundo. Si lo dicen los jueces es cierto, es bueno, es así. Pero hay veces en que se detectan fallas en el sistema, y todo parece menos garantista, menos limpio. No hablo de sentencias injustas, de inocentes condenados, de vidas aniquiladas por un dictámen erróneo. Lo que me amarga estos días, vaya cosa, es el proceso al juez Garzón. En este país de negros y blancos, o se le quiere o se le odia. Creo que estoy más en el primer bloque, pese a que el brillo de la estrellitis moleste notablemente. Aún así, creo que es más lo bueno que nos ha dado (terrorismo, derechos humanos, narcotráfico) que los disgustos por su afán de protagonismo. Pena que coqueteara tanto con los políticos (no me gusta el binomio partido-justicia). Pero su persecución es insólita: lo ataca un sindicato del que todos sabemos su procedencia e ideología, con todo su derecho, evidente, pero que busca un ajuste de cuentas absolutamente visceral. Lo procesan por intentar investigar lo que ocurrió en la Guerra Civil. ¿Que no era competente? Bueno, eso lo dijo la Audiencia y listo, aunque ahora son los jueces provinciales los que tampoco quieren investigar, porque el tema les arde en las manos. El Supremo debe decidir quién es el competente. ¿Por qué no dejar que se dirima el conflicto entre profesionales? No se arregla con Garzón en el balquillo, con esa foto que dará la vuelta al mundo, que no entenderán los que se beneficiaron de sus investigaciones en Chile o Argentina. Igual no es condenado por prevaricación, pero con que sea apartado de su carrera, el daño estará hecho. Un juez valiente menos, un curioso menos que pasea por el pasado. Que pregunten a las familias de los represaliados, que escuchen al fiscal. Y que lean, por ejemplo, el libro que publicó con el enorme Vicente Romero. Ahí hay argumentos que tumban a cualquier sindicato.

13 comentarios:

Mario dijo...

Bueno, no te suelo ver opinar mucho de políticos y sus acólitos, así que me sorprende esta entrada. Pero la comparto, no creo que tengamos que gastar esfuerzos judiciales en un proceso así, es obvio, Garzón quiso protagonismo y lo tuvo, se acabó. Es una polémica interna. Como dices, ojalá no lo condenen. Sólo el proceso ya es equivocado.

Salud

Anónimo dijo...

bravo, Mari

Cris dijo...

Hay un grupo de apoyo en Facebook. Por si os queréis sumar. Un besoooo

Ariza dijo...

Un creído, cierto, pero un buen juez. Perdemos todos con este proceso. Y la estampa de cara al mundo, después de bajarnos los pantalones en la Audiencia Nacional con el tema de Israel (tiro la piedra, escondo la mano). Un desastre, vamos

P.S.: qué bien que escribas de nuevo, maja

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
Un ejemplo más de la "modélica transición española". JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJA.
Y JA.
SALUD Y LIBERTAD

Mariana dijo...

mana, por aca tambien estuvo interesandose por las mujeres de Juarez. fue un gran impulso para esta lucha. creo que los que defienden su candidatura a nobel de la paz son un poco exagerados, pero no van desencaminados. Cuánto tiempo podrian apartarlo de la carrera judicial?? Puede ser una jubilacion casi real??

besos fresitas (otra que echaba de menos tus entrada, caray con el trabajo)

Anónimo dijo...

Hola Carmen. Me gustó mucho la contra del ADN del jueves 11 de febrero. Bajo el título: 'Para qué sirve el ego', Mariola Cubells se posiciona a favor de Garzón. Me gustó leerla entonces y me ha gustado leerte a ti ahora.

Un beso! Pepe, el (ex)becario.

http://www.adn.es/blog/mariola_cubells/opinion/20100211/POS-0001-sirve-ego.html

Diego dijo...

http://www.publico.es/internacional/294151/garzón/cambió/mundo/reed/brody/human/rights/watch?ct=bounce&cf=lomas&cfid=detalle

Ahí llevas otra recomendación.

Abrazo, compañera

Arantxa dijo...

Creo que todos tenemos nuestros reparos en su contra, pero es mucho más lo bueno hecho que lo malo ,desde luego

Anuska dijo...

Si lo procesan y lo condena, tendrmos que asumirlo. es el sistema con el que nos hemos dotado, ¿o es que las cosas son justas para unos e injustas para otros? si depende de quién es el reo, mal asunto. os veo a todos demasiado entregados

Reporter dijo...

Qué bueno lo de Público, muy bien argumentado. APoyaremos a Garzón en el Feisvuk

Esmeralda dijo...

Es que es de donde es... ;)

Herblay dijo...

http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=43366

Os dejo la aportación al debate de Miguel Ángel Rodríguez Arias. Besos para todos...