martes, 24 de noviembre de 2009

Urgencias, ansias, olvidos

Qué complicada es la vida cuando se revuelve. Uno está tranquilo todos los días, con su rutina y sus historias, y de golpe viene un zarpazo y todo cambia: los tiempos, las prioridades, el ánimo. En la libreta se agolpan las anotaciones de aquellas cosas que NO se pueden olvidar para el blog: en mayúsculas el Andalucía de Periodismo para Antonio Acedo, pero también las reflexiones sobre lo nuevo de Muñoz Molina, o de Tim Burton, la masacre periodística en Mindanao, lo nuevo por venir de Vocento, el recuerdo de Ágreda para mi periódico, una canción de Piazzola que no se me va de la cabeza (abajo os la dejo), unas cuantas frases de House que me ayudan a guardar la calma, la maestría de Juan Rubio... Mucha vida en mitad de tanta incertidumbre. ¿Lograré tomar de nuevo el pulso a esta costumbre bloguera? Ojalá. La echo enormemente de menos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

san Peckinpah dice:
No tengo ni idea de qué bicho os ha endiñado ese zarpazo; espero que se remiende pronto sin dejar mucho costurón. Como mucho una estética cicatriz.
Usted echa de menos el blog, pero al otro lado (parlé por moi) también se echa de menos a la "antifriona", me gusta pasarme por aquí y dejar mis chorradas, impertinencias y desvaríos varios.
Un abrazo.
SALUD (y suerte)

Cris dijo...

Niña, espero que todo vaya bien. Es verdad lo que dice S.P., que se te echa de menos. Pero ya veo que vuelves al cauce con Turí :)

Batalla dijo...

A cuidarse, muchachilla