sábado, 4 de julio de 2009

Gervasio en La Puebla

Siempre ha estado con los que sufren, con los desaparecidos por la represión (la chilena, la argentina, la española). Esta vez, Gervasio Sánchez ha venido al sur, a La Puebla de Cazalla, siguiendo la historia de una fosa común abierta tras 70 años de olvido, cerrada por falta de medios y, de nuevo, reabierta para sosiego de las familias de los represaliados en la sierra sevillana durante la Guerra Civil. Una historia de pelea constante con la administración olvidadiza, de tesón, de entereza, con casos como el de de Mari Carmen España, una vida en busca de un abuelo asesinado. Años llevaba contándonos su dolor Andrea Álvarez Yhamá, pero era necesario un aldabonazo como el de Gervasio para reactivar el caso, aletargado por los políticos. Ojalá el sello de peso de un periodista tan magistral sirva para remover alguna conciencia sesteante.

P.D.: la foto, de Gervasio Sánchez.-

4 comentarios:

Borja dijo...

Siempre grande Gervasio, sí.
Te dejo una columna de Raúl del Pozo, cambiando de tema, que creo te va a interesar:

http://www.elmundo.es/opinion/columnas/raul-del-pozo/2009/07/17137946.html

Un abrazo

Nino dijo...

La Junta está haciendo una política nefasta (por invisible) en materia de memoria histórica. Es lamentable que ocurra con un gobierno "de izquierdas". Y en el Gobierno... ay. Qué poca voluntad

Toñi dijo...

Ah, pero, ¿existen las políticas de memoria? Yo no veo más que una ley ilegal según las normas europeas de derechos humanos, Rengel dixit:
http://www.elcorreodeandalucia.es/noticia.asp?idnoticia=4424170097096093092099424170

(Para que veas que te sigo en la distancia, Carmelilla)

Reporter dijo...

Por lo que veo, la noticia que encontró Gervasio era precisamente la de tu compañera, ¿no? Todo está conectado